21 julio, 2024
Ciudad

Se evalúan los daños provocados en la Floralis Genérica por los efectos de los temporales                                                                      

Otra vez la emblemática escultura has sufrido importantes daños. En este caso, fueron afectados dos pétalos por el temporal sucedido en diciembre. Y se agravó con las abundantes lluvias caídas sobre la Ciudad, en los últimos días.

Esto causó el desprendimiento de dos de los pétalos de la flor mecánica se desprendieron. Por lo cual su estructura ha recibido serios daños. Es un mecanismo muy complejo y delicado. Por esa razón, a lo largo de su existencia, que data de 22 años, ha pasado por varias temporadas de reparaciones y puesta en valor.

A partir del lunes pasado, su esplendor aparece un tanto apagado. Se ven los dos pétalos abiertos y apoyados en el suelo. Esto significa el comienzo de las obras para llevar a cabo el diagnóstico y evaluación de los daños ocasionados sobre la escultura instalada en la Plaza de las Naciones Unidas del barrio de Recoleta. Así se podrá conocer la dimensión de los trabajos a realizar para su restauración y puesta en valor.

Puntualmente se realizará un cateo estructural a cada uno de los pétalos que integran la flor. Por eso se nota la imagen, como de “brazos caídos” en que se encuentra la orgullosa y frágil Floralis Genérica. Quizás, esta sea una característica que la emparenta más todavía con una flor natural. En realidad las flores naturales, son tan hermosas como débiles.

Por eso hay que tratarla son muchos cuidados. En esa condición se la podrá monitorear con el detalle necesario para estimar, con exactitud, las tareas que deberán efectuarse sobre su estructura. Los objetivos es frenar el deterioro y determinar cómo se desarrollará la restauración de todas las partes afectadas.

Toda la obra está siendo monitoreada por Monumentos y Obras de Arte (MOA), la Subsecretaría de Paisaje Urbano del Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana de la Ciudad, e ingenieros con especialización en el mantenimiento y la reparación de grandes máquinas. La Floralis Genérica, de 20 metros de altura y 18 toneladas de peso, fue donada por Eduardo Catalano, a la Ciudad. Se inauguró el 13 de abril de 2002.

Es la primera escultura en movimiento controlada por un sistema hidráulico y células fotoeléctricas. Este sistema está pensado para responder a la luminosidad del día para abrir o cerrar los pétalos metálicos. Se abre por la mañana y se cierra por las noches de manera automática. Esperemos que en un corto plaza, se encuentre nuevamente operativa.

Por Francisco Grillo

Related posts

La Ciudad, anunciaría esta semana la inscripción de los mayores de 35 para su vacunación   

Francisco Grillo

Los Premios Lola Mora para las mujeres destacadas, fueron entregados en la Ciudad

Francisco Grillo

 Larreta anunció la nueva etapa de la cuarentena en la ciudad          

Francisco Grillo
WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro equipo de atención al cliente está aquí para responder sus preguntas. ¡Pregúntenos cualquier cosa!
Hola cualquier consulta estamos para ayudarte