19 junio, 2024
Salud

La necesidad de las terceras dosis, la diferencia entre adicional y refuerzo

Por Francisco grillo

La ministra de Salud de La Nación, Carla Vizzotti, se refirió a la decisión de potenciar la inmunización de la población con la aplicación de terceras dosis a los esquemas de dos dosis, una vez que estos se hayan completado.

Es cierto que las vacunas a las cuales tenemos acceso son seguras y efectivas. Con el correr del tiempo y en la experiencia que surge de la vacunación de emergencia, se van registrando los comportamientos de las distintas vacunas. Todas disminuyen los anticuerpos con el paso del tiempo. En cada una de los productos utilizados, ese tiempo depende de su composición. A más o menos meses de inoculadas, van perdiendo la capacidad de producir anticuerpos.

Por eso se llegó a la conclusión que es necesario dar una tercera dosis para reforzar la inmunidad. La humanidad estuvo obligada, por la emergencia que produjo el virus, a recurrir a ellas cuando no se había realizado la fase 4 de ensayos. Esa instancia se completó en la práctica con la aplicación de las vacunas en forma masiva. Era el único recurso que se tenía para parar la propagación. Por eso, esta fase 4 se realizó con la aplicación de las vacunas a nivel mundial.

Es también la razón, porque se van cambiando los conocimientos sobre el comportamiento de las vacunas. Ahora la conclusión, según las palabras de Carla Vizzotti, es la siguiente: “Se necesita claramente un refuerzo de la inmunidad, lo vimos con las variantes nuevas. Toda la población, a partir de los seis meses, recibirán un refuerzo, un booster, para reforzar la inmunidad y que esa protección se prolongue en el tiempo”. Se estima que, en forma gradual, se va limitando la inmunidad, por eso es necesario potenciar el sistema de inmunológico contra la COVID-19.

En los casos de las personas inmunodeprimidas, que son aquellas que, por su sistema inmunológico, no han respondido de manera eficaz a las dos dosis aplicadas, se les inoculará con un refuerzo adicional a los 28 días de la segunda dosis. Esa es la diferencia con las terceras dosis de refuerzo, que debe ser aplicada después de los seis meses de la segunda. Ambos refuerzos son igualmente necesarios. Incluso en aquellos, que se hayan vacunado con la segunda dosis, después de junio 2021, los seis meses se cumplen en el principio del año próximo.

Por lo cual ya se puede considerar como la primera dosis del esquema del 2022. Según la ministra Vizzotti, los planes a efectuar, son los siguientes: “En todas las vacunas, la inmunidad disminuye con el tiempo. Es posible que se necesite un refuerzo periódico, pero la buena noticia es que ya tenemos el stock de vacunas para esos refuerzos y la perspectiva es que para el otoño ya tengamos a la población vacunada con el refuerzo”. Es una buena información, por supuesto. Por lo tanto, en forma paralela, seguramente se completarán los esquemas de la población que todavía no tiene la segunda dosis aplicada y como está sucediendo, al mismo tiempo se vacunará con las terceras dosis ya sea de refuerzo o adicional.

La ministra completa su información con este detalle: “En noviembre ya tenemos 700 mil personas que recibieron su tercera dosis y estamos avanzando con los refuerzos a menos de un año de haber iniciado la campaña de vacunación. Pero también estamos observando lo que pasa en el hemisferio norte, con la pandemia de no vacunados. Por eso hay que prepararse fuerte para el otoño que viene con toda la población vacunada con dos dosis y con los refuerzos que se necesitan”.

Related posts

Los lugares de mayor riesgo de contagio del COVID 19 según la SADI

Francisco Grillo

Los laboratorios presentes en Diputados aclararon algunas dudas

Francisco Grillo

Durante el mes de mayo llegaran casi 4 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca

Francisco Grillo
WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro equipo de atención al cliente está aquí para responder sus preguntas. ¡Pregúntenos cualquier cosa!
Hola cualquier consulta estamos para ayudarte