19 junio, 2024
Nación

El epicentro sanitario se trasladó del AMBA a las provincias

El viernes 9 de octubre, el presidente Fernández, comunicó el próximo período de aislamiento a efectuarse del 12 al 25 de octubre. Cuando empieza a estabilizarse y a ceder en el AMBA, se propaga rápidamente por la mayor parte del interior del país.

El presidente estuvo acompañado, en esta oportunidad, por el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales; el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti; y el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez. Realmente ha cambiado el comportamiento de la circulación del virus en las últimas semanas. Hasta entonces, en la mayoría de las provincias eran muy escasas la cantidad de afectados. Por algún motivo o por varios, en la medida que se contenían en la zona del AMBA, que era la más afectada, por lejos, crecía en las provincias. Seguramente, una de las posibilidades, pudo haber sido, los viajes a Buenos Aires, desde sus lugares de residencia, por compra de insumos, trámites, atención médica o visita a familiares. Somos un país federal, pero todavía, mucho de lo cotidiano depende de la centralidad del puerto de Buenos Aires.

Tema adeudado de resolver cuando “amaine el temporal“. Nos llenamos la boca con el federalismo, pero no se hace lo que se debe para terminar de construirlo de una vez por todas. En cada provincia debe existir, obligadamente, una ciudad que abastezca todas las necesidades locales, sin depender del puerto de  Buenos Aires. En todas las áreas: Educación. Justicia. Economía. Comercio. Trámites de todo tipo. Y principalmente, Salud. En estos momentos que el virus se propagó a estas zonas del territorio, ya comienza a verse que las capacidades de plazas de camas, intensivas y leves, están cerca del colapso. Esa es la gran preocupación por la cual, ahora hay que acudir, con todos los recursos disponibles, para socorrer esta emergencia en los lugares que no están previstas las infraestructuras indispensables.

Si lo del AMBA fue complicado, lo es mucho más esta nueva preocupación. Porque todo el país está conectado. Lo que le pasa a un distrito va transitando de unos a otros y así sucesivamente. De ida y de vuelta. Nunca se terminará si no se hace lo correcto. Alberto Fernández lo relata con estas reflexiones: “En mayo había sólo dos focos en rojo: el AMBA y Resistencia. Así se ha diseminado el virus en toda la Argentina. Hay cuatro provincias que han podido manejar muy bien el problema, que se han podido anticipar y han tenido políticas acertadas. El virus está circulando entre nosotros. Ese mapa que en mayo era blanco y ahora se ha puesto anaranjado y rojo, es el alerta que debemos tomar. Hoy en día, el 65% de los contagios devienen de las provincias. Y sólo el 35% del AMBA. Si uno se retrotrae a la semana del 23 de mayo, sólo el 7,5% de los contagios provenían del interior del país. Si uno quiere ver cómo evolucionamos en el AMBA, va a ver una suba lenta, un amesetamiento y una caída. ¿Estamos bien? No, no estamos bien todavía. Desde hace cinco semanas estamos en un proceso de descenso, lento, de contagios en el AMBA”.

Muy claro cuando señala lo que pasaba en mayo en las provincias con un 7,5% de casos confirmados. En ese momento, en el total del AMBA, se reunía un promedio del 85% de los casos confirmados. Tiene lógica porque es el área con mayor concentración demográfica del país. Habitan en esta zona 14,8 millones de habitantes que representan el 37% del país. “El problema pareció concentrarse en el mayor aglomerado de la Argentina en el inicio. La provincia de Buenos Aires tuvo que multiplicar por dos la cantidad de terapia intensiva para hacer frente al problema, la Ciudad de Buenos Aires hizo otro esfuerzo importante. Nos concentramos en trabajar juntos para ver cómo iba evolucionando y afectando a la sociedad la pandemia y tratando de minimizar el daño que la pandemia producía”. En el interior, también se adecuó la infraestructura sanitaria, pero, seguramente, no se esperaba que ocurriera una escalada tan importante en algunas jurisdicciones, como está pasando.

En cuanto a la forma de encarar la estrategia con las provincias, tiene que ver también, con cada caso en particular. Porque la realidad de cada uno es diferente a los demás: “Entiendo que es necesario que hagamos algo, algo distinto a lo que estamos haciendo. Cuando la pandemia se desató, el AMBA entró en un aislamiento estricto, que se fue liberando poco a poco, pero con mucho cuidado. Ese aislamiento se sostiene en el AMBA. Lo que me preocupa es que, mientras tomábamos aquellas decisiones, autorizamos otros tratamientos en el interior del país. El resultado logrado es este que acabamos de ver“. Durante su exposición, el presidente mostró algunos gráficos, uno de ellos es el que publicamos en esta página donde se ve claramente como poco a poco, la propagación se extendió a todo el territorio salvo algunas pocas excepciones.

Tomando en cuenta los niveles de ocupación de las camas de terapia intensiva, preocupa mucho los niveles que se están alcanzando en algunas localidades del interior. Los lugares más alarmantes se localizan en General Roca, de Río Negro, con el 98% de ocupación de camas de terapia; Rosario, de Santa Fe, con el 96%; y Gran Mendoza con el 92%. Otros distritos, también están muy cerca de la ocupación total como Río Negro, con un 88% de ocupación, Mendoza 81%, Tucumán 80%, Santa Fe 78%, Salta, Santiago del Estero, Neuquén y Córdoba, alrededor del 70%. De acuerdo a estas cifras, manifestó: “A todos estos datos que hablan de los contagios, de la letalidad y de las muertes que el coronavirus genera, nosotros le prestamos y le sumamos singular atención al dato de camas. En una charla por zoom que tuve ayer con los gobernadores de todo el país les propuse este mecanismo. Vamos a disponer, en distintos departamentos de 18 provincias, una disminución intensa de la circulación de personas. Le pido a cada argentino y argentina que comprendan la dimensión del problema. Veo igual que ustedes que vivimos sometidos a un ametrallamiento que nos hace creer que no es necesario todo esto. Necesitamos de gobiernos que confluyan, conjunta y mancomunadamente, con ciudadanos y ciudadanas que entiendan el momento que se vive”.

Las cifras, en general, han aumentado considerablemente por el aluvión de casos generados en los últimos días en el interior del país. Después de todo el esfuerzo realizado en el escenario más complicado del AMBA, cuando se empieza a controlar, se expande hacia las áreas menos pobladas. El virus nos sigue sorprendiendo y tenemos que cuidarnos mucho de él porque es difícil de anticipar su comportamiento. Los buenos resultados obtenidos en los comienzos de las etapas de cuarentenas, se empleó una estrategia de ir identificando la detección para amenguar la cantidad de casos confirmados y ganar tiempo para acondicionar la insuficiente infraestructura sanitaria, necesaria para contener la aparición masiva de casos. Ahora la prolongación en el tiempo, provoca que van apareciendo más casos en la medida que se aumenten los testeos.

Algunos expertos sostienen que faltó la cantidad suficiente de testeos para cortar la cadena de contagios. Por supuesto, se refieren a después se haber conseguido ampliar las plazas de atención intensiva. Todavía nos mantenemos por abajo de otros países en la cantidad de muertos. A pesar de que las últimas cifras nos colocan en los primeros puestos de fallecidos por millón. Según la opinión de algunos de ellos, se aceleran los casos porque faltan testeos y sobre todo una baja cantidad de contact tracing, que es el rastreo, aislamiento y tratamiento, de las personas que han tenido contacto reciente con los casos positivos. Con dos millones de test realizados, ocupamos el puesto 119° en la cantidad de testeos por millón de habitantes. Muy bajo, por supuesto.

Alberto explica como manejarán la situación: “Les pido que comprendan la dimensión del problema, porque vivimos sometidos a un ametrallamiento que nos hacen creer que no es necesario tener los cuidados. Para solucionar este problema, necesitamos lo mismo que pedimos en el AMBA. Les pido a todos y a todas que nos ayuden en esta etapa, tenemos que restringir la circulación. No quiere decir que vamos a parar la economía”. Comunicó que se distribuirán 800.000 testeos rápidos para ir detectando casos y contener la propagación. Más testeos, más positivos, igual a menos contagios.

Gráfico: Dirección Nacional de Epidemiología e Investigación Estratégica/ Datos extraídos del SNVS 2.0/ Ministerio de Salud.

Por Francisco Grillo

Related posts

La Trivia de Miguel de Güemes

Francisco Grillo

El Gobierno otorgó un bono de 5 mil pesos para los jubilado

Francisco Grillo

Ritondo y Lospennato presentaron un proyecto para el Consejo Nacional Económico y Social                                                                        

Francisco Grillo
WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro equipo de atención al cliente está aquí para responder sus preguntas. ¡Pregúntenos cualquier cosa!
Hola cualquier consulta estamos para ayudarte