26 febrero, 2024
Nación

Dilema, la baja cantidad de testeos, enmascara o no, la realidad de las cifras de infectados

CORONAVIRUS. Eduardo López, uno de los infectólogos que asesora al presidente Alberto Fernández, en momentos que se decidía como continuar con la cuarenta que terminaba en Pascuas, opinaba que antes de flexibilizar la cuarentena había que sumar más testeos. En ese pensamiento surge el dilema sobre si el aplanamiento de la curva que arroja bajas cifras de infectados o fallecimientos se debe a la cuarentena o al bajo número de test realizados.

 

Siguiendo en la línea de razonamiento de Eduardo López, así se manifestaba sobre el tema en una entrevista por radio Continental: “Nosotros estamos en un número bajo comparado con otros países, en esto puede haber discrepancia. Si uno va a flexibilizar la cuarentena, se va a tener que testear más. Hay que aumentar los testeos en nuestro país. Las dos medidas que se acepten como medidas de impacto son los testeos y las cuarentenas. Argentina optó por la segunda parte“. 

Por otro lado, desde el Ministerio de Salud, mantienen la línea de apostar a la ralentización de la curva de contagios, de cara al pico que supuestamente ocurrirá a mediados de mayo, continuando con el aislamiento. Carla Vizzotti, secretaria de Acceso a la Salud, informó que: “Seguimos ampliando el testeo, hasta el 11 de abril fueron realizadas 1.731 nuevas muestras y “desde el inicio del brote se realizaron 19.758 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 435,4 muestras por millón de habitantes. Ya son 142 laboratorios y 67 públicos y privados de todo el país que realizan más de 10 muestras diarias”. Según ha expresado varias veces Alberto Fernández: “El único remedio para evitar el contagio es el aislamiento. El virus no entra a nuestra casa a buscarnos, nosotros vamos hacia él”. Lo cual es bien cierto e incuestionable. El razonamiento del infectólogo López, también es incuestionable. Si a la cuarentena, que es una buena medida, le agregamos la multiplicación de testeos se podría fortalecer la lucha contra el virus y, seguramente se reducirían, a futuro, los números finales de la pandemia. Existe casi la certeza que hay gran cantidad de infectados asintomáticos con signos muy leves de la enfermedad. Estas personas no confirmadas circulan entre la sociedad portando el virus. Si hubiera acceso a test rápidos para evaluar tempranamente aquellos posibles portadores, la curva bajaría mucho más de lo que viene sucediendo.

En otra opinión valedera, Fernando Polack, infectólogo pediátrico y creador de la Fundación Infant, en una nota en La Nación declaró: “La pregunta no debe ser cuántos testeos se hacen, sino si tendremos la posibilidad de realizar testeos suficientes para cumplir con un plan de detección de contagios en el día a día y en los centros de concentración de gente, como las estaciones de tren o los hospitales, cuando se acabe la cuarentena. Evidentemente, el verdadero partido se juega el día que termine la cuarentena y sus convivientes en forma incesante hasta que termine esta interminable caminata deberemos ser extremadamente prolijos en quitar de circulación a infectados. La clave no es, ni nunca será, la cantidad de tests en sí mismos. Los chinos han resuelto sus problemas sin ellos en buena medida. De aquí a poco tiempo, van a sobrar opciones ya que hay decenas de tests en desarrollo. La clave es el plan de la post-cuarentena. Allí es donde debemos poner el foco. Con plan, todo test es útil. Sin él, podemos tener más tests que gente y vamos a tener problemas. Yo estoy confiado que, hoy, mucha gente está pensando en la mejor manera de estructurar un plan coherente de salida para utilizar esos mentados tests de forma eficaz “.

Evidentemente el dilema no es sencillo de resolver. El parecer de cada uno de los especialistas muy calificados difiere bastante entre sí. Esto nos lleva a una decisión compleja que solamente pueden resolver los que están seriamente capacitados y que son los expertos en el tema de la salud y en particular con las pandemias. Esperemos que se llegue a resolver de manera eficiente. Están en juego valores de extremada apreciación como las vidas de las personas. Hay poco margen para el error. Es cierto que Argentina está muy lejos en las cifras, que transmiten los datos sobre la cantidad de testeos, de muchos países con los cuales comparó Fernández en los gráficos para demostrar el éxito logrado por el aislamiento preventivo y obligatorio.              

Otra opinión la cursó el ministro de Salud, Ginés González García: “Hemos aumentado mucho la cantidad de testeos, pero es un recurso escaso en el mundo. Hay muchos opinadores diciendo que más esto, más de aquello. Hay un momento del avance de la epidemia, que, si es muy masiva, se deja de hacer test. El test rápido del que algunos hablan solo se utiliza para el periodo de evolución de la enfermedad, no sirve para diagnóstico. El único que sirve es el PCR (por Reacción en Cadena de la Polimerasa, en inglés)”.                        

Todos los criterios tienen sentido, pero lo importante es llegar a las conclusiones acertadas entre todos los que integran ese grupo de expertos que rodea al presidente y de los cuales no se puede dudar de sus conocimientos y que el camino elegido hasta ahora ha dado buenos resultados. La preocupación es hacia el futuro. Cuando lleguen los famosos picos de la curva de contagio.                                                                                                 

Eduardo López ofreció más declaraciones interesantes, también acercando hacia el consenso con sus colegas, así se refirió en esta particular discrepancia entre los científicos: “Hay pocos países que tengan 44 millones de habitantes y menos de dos mil casos. Testear más, va a beneficiar a toda la población. Vamos a plantear la parte buena. Se comenzó con pocos testeos, alrededor de 100 por millón de habitantes, hoy estamos cerca de 400. Se ha avanzado bastante en estos días. Mi idea es que en población se asuste o alarme. Pero creo que general los países que han testeado más, junto a la cuarentena, han logrado aplanar más rápido la curva y más consistentemente en el tiempo. El mejor ejemplo es Corea del Sur y también Alemania, que tiene muchos casos, pero la mortalidad bajó mucho y tiene camas libres en terapia intensiva. Esto tiene desapercibidos porque tienen fiebre dos días y no controlan, o solo tienen tos o solo dolor de cabeza. Solo el 40% de los casos positivos tiene como primer síntoma la fiebre. Mi sugerencia es aumentar los testeos, aislar a la gente positiva y así evitar que ese individuo contagie a otros. La enfermedad es benigna en el 80% de los casos. Si se lo testea y detecta, esa persona se puede aislar y no contagiar a otros. Cada individuo infectado contagia de dos a tres personas. La única manera de mirar los datos es contando los muertos o los contagiados. Eso es cierto. Yo creo que se debería testear más y es una pequeña discrepancia que tengo con algunos colegas. Pero como siempre digo, las pandemias son pedazos de verdades, porque el virus nos va guiando. Comparando la situación con otros países, tomando el modelo de Chile o el de Alemania o Corea del Sur, podría decir que, si se testea más, se puede identificar más rápido a los casos leves, no los que están internados, que eso es fácil de confirmar. Los casos leves pueden pasar desapercibidos porque tienen fiebre dos días y no controlan, o solo tienen tos o solo dolor de cabeza. Solo el 40% de los casos positivos tiene como primer síntoma la fiebre. Mi sugerencia es aumentar los testeos, aislar a la gente positiva y así evitar que ese individuo contagie a otros“.

Sobre el tema, que es de tanta relevancia, hay distintas miradas, entre nuestros mejores especialistas e incluso en el resto del mundo se han contemplado diferentes maneras de encarar el tratamiento de la pandemia. En el caso de los testeos, las cantidades de muestras recogidas en algunos países, varía de acuerdo al concepto de cada uno de ellos. Podemos ver algunas cifras comparativas donde, llama la atención, la disparidad de criterios. Hasta el sábado 11, Argentina había llegado a testear a un ritmo de 397 personas por cada millón de habitantes. Italia, con 15.935. España, 7593; Estados Unidos, 7894 y Chile, con 3995 por cada millón. Es importante apreciar la mirada de otro integrante del consejo asesor del presidente, el director de la Fundación Huésped, Dr. Pedro Cahn, quién manifestó: Si miramos un poco los números, día a día se aumenta la cantidad de testeos en la ArgentinaEsto nos da una idea de cómo están las cosas. La tasa de positividad es del 13% y la OMS recomienda que tiene que estar entre el 10% y el 20%. Si tenemos menos del 10% de positivo quiere decir que estamos testeando mal y gastando recursos. Si tenemos más del por 20% estás testeando demasiado poco. Cuando solo se testeaba en el ANLIS Malbrán, estábamos en una positividad del 23%. Ahora estamos, en promedio, en el 13%, pero en los últimos días la cantidad de testeos positivos rondó el 8%”. “La otra manera de mirar es la de fallecidos por millón. Por ejemplo, Brasil tiene 5 muertos por millón de habitantes. Chile, tiene 3,5 personas por millón de habitantes y Argentina solo tiene 1,8. Si Argentina estuviera testeando demasiado poco, la tasa por millón de habitantes debería ser más alta. Lo que nos da la tasa de mortalidad es poder tener un conteo del 100% de los casos, algo que no se puede hacer en ningún país del mundo con los casos positivos porque hay personas asintomáticas o no consultan. Si observamos la tasa de mortalidad de la Argentina, es del 4,4%, la de Chile es del 1% porque, efectivamente, han testeado más, y en Brasil es de 5,4%. Son circunstancias donde sí podemos comparar porque los datos duros son los de la mortalidad y la ocupación de camas en terapia intensiva”.

Por Juan Tucci

Related posts

El Gobierno Nacional decretó la reducción gradual de la doble indemnización por despidos

Francisco Grillo

El Consejo Económico y Social propone cinco misiones estratégicas para la vida del país

Francisco Grillo

Etapa diferenciada: un mecanismo de aislamiento para algunos y de distanciamiento social para otros 

Francisco Grillo
WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro equipo de atención al cliente está aquí para responder sus preguntas. ¡Pregúntenos cualquier cosa!
Hola cualquier consulta estamos para ayudarte