23 abril, 2024
Nación

COVID-19, el riesgo posible de propagar el virus con el aire acondicionado

El anuncio de ayer, martes 20 de octubre, del gobernador de la Provincia de Buenos Aires sobre las medidas a tomar para asegurar la temporada oficial de vacaciones en el ámbito bonaerense. Entre ellas, la mención de la prohibición del uso del aire acondicionado en los hoteles, disparó un tema preocupante.

La temporada de vacaciones en la Provincia de Buenos Aires, confirmada por Axel Kicillof, se llevará a cabo desde el 1 de diciembre de 2020 hasta el 4 de abril del 2021. Entre los detalles a tener en cuenta para poder salir de vacaciones, podemos mencionar, que no será necesario el hisopado para poder ingresar a los centros turísticos. No estarán habilitados los campings, bingos, casinos ni teatros. Estará prohibida la utilización de aire acondicionado en los hoteles y alojamientos. No tenemos precisión sobre la habilitación de locales gastronómicos para atender en sus salones interiores o solamente al aire libre. En ese caso, imaginamos que, si fueran permitidos los comedores, tampoco podrán utilizar el aire acondicionado.

Ese es el tema de esta nota. La posible peligrosidad de estos aparatos. Ya que muy poca información circula sobre el particular. La incertidumbre surge de la falta de recomendaciones precisas de la incidencia de estos aparatos en relación a la propagación del virus de la COVID-19. La certeza debería provenir de los organismos controladores de la salud nacionales e internacionales. La reconocida como institución relevante en su accionar sobre la emergencia sanitaria es la Organización Mundial de la Salud (OMS). La cual se ha pronunciado con respuestas no muy determinantes en ese sentido. No son concluyentes. Faltan evidencias científicas sobre el grado de propagación del virus que pueda generar la utilización de estos equipos.

Este fin de semana pasado, tuvimos oportunidad de convivir con altas temperaturas en la Ciudad. Superaron los 30 grados. Un veranito adelantado. En muchos hogares se recurrió a encender el aire, por primera vez. Los comentarios aparecen espontáneamente y la preocupación también. Claro, los equipos de aire acondicionado funcionan enfriando el aire del ambiente donde están colocados. Hay dos alternativas. La recirculación del aire, pasando por el equipo, dónde se enfría y luego vuelve al ambiente, así se va reciclando el mismo aire, cada vez más contaminado por nuestra propia respiración. En un ambiente familiar, donde conviven pocas personas, no es más que seguir compartiendo el mismo aire con los pocos convivientes de la casa. Ya los conocemos y es parte del riesgo familiar.

La otra posibilidad, que algunos equipos tienen y otros no, es el sistema de renovación del aire. Estos aparatos, toman el aire del exterior, lo enfría y lo envían al ambiente, convirtiéndose, en un sistema circulación, renovación y enfriamiento. Esa es la opción más segura. Quizás, la única manera de ser utilizados para evitar la exposición al riesgo. Debemos tenerlo muy en cuanta. El contagio del virus implica que se transmite por las partículas expulsadas por la persona que es positiva por la respiración, la tos o el contacto directo o indirecto entre las personas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el comportamiento de: “Los núcleos goticulares, que tienen un diámetro inferior a 5 µm, pueden permanecer en el aire durante periodos prolongados y llegar a personas que se encuentren a más de un metro de distancia”, Esas partículas permanecen un tiempo en el ambiente. Cuando se utiliza el aire acondicionado, este produce la circulación de ese aire y se transforma en el vehículo de traslado del virus. Investigamos, como en todos los casos, en los organismos que recomiendan las prevenciones a tomar para evitar los contagios.

Nos ha sorprendido la escasa información que existe en el mundo sobre este tema. También, se debe reconocer, que esta enfermedad es algo nuevo y se va haciendo camino al andar. Sobre la refrigeración y renovación del aire y su incidencia en los contagios, es algo que no está claramente determinado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las demás instituciones que investigan sobre la emergencia. Sobre el particular se ha expresado Isabel Sola, científica y codirectora del laboratorio de coronavirus del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC), de España, lo relata claramente, con estas palabras: “Si hay recirculación del aire sin que haya renovación de ese aire, el virus sigue dando vueltas. En verano habrá que ser cuidadosos con el aire acondicionado, y favorecer en todo lo posible que las reuniones sean en espacios abiertos, en los que el aire se renueva y disminuye el riesgo de que hay infecciones. En un espacio cerrado, si no tienes ventilación natural, sino aire acondicionado, el mismo aire de la habitación se limita a recircular, el virus también recircula”. Hace referencia solamente a los acondicionadores que no poseen renovación del aire y realmente su relato implica a esos aparatos, solamente enfriadores y recirculadores, los cuales también resultan transportadores del virus, junto con el aire fresco.

Es evidente que hay que recurrir a la ventilación natural o utilizando los aparatos que tomen el aire del exterior, lo enfríen y lo hagan circular en el interior de un ambiente. Seguimos aprovechando datos que vienen de España, ya que hay pocos publicados sobre el particular y ellos ya trascurrieron por el verano europeo y alguna experiencia han aquilatado. En este caso, la Sociedad Española de Sanidad Ambiental (SESA) y la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) han elaborado un documento conjunto. Despejan otra duda sobre si el virus puedela reproducirse dentro de los equipos, dicen al respecto:  “No tiene ningún sentido dado que el virus no se puede reproducir sin invadir células humanas. En cuanto se relaciona con la transmisión: Se debería garantizar una renovación suficiente, captando el aire exterior en un lugar apropiado, y favoreciendo la renovación respecto al confort climático y la eficiencia energética. Hay sistemas de aire acondicionado que simplemente modifican la temperatura, pero muchas instalaciones permiten también renovar el aire y regular otros aspectos. Por lo tanto, diferentes sistemas plantean situaciones diversas”.

Es de suma importancia tener en cuenta la diferencia entre reciclar el aire o renovarlo. Sería casi definitorio, solamente utilizar a los últimos. De no contar con esa posibilidad, la recomendación es: Ventilar naturalmente el lugar donde se utiliza el aire acondicionado, abriendo ventanas antes, después e incluso durante el uso de estos aparatos”. También, es necesario considerar que es muy distinto el cuidado que se debe tener en el uso doméstico de estos sistemas de enfriamiento con las prevenciones más extremas a considerar en los lugares públicos como oficinas, bares, restaurantes o cualquier lugar público cerrado.

Como conclusión, la Organización Mundial de la Salud (OMS), de acuerdo al punto al cual ha llegado con sus investigaciones sobre el tema. Considerando a las regiones que estamos entrando en las temporadas estivales, recomienda procurar una ventilación que se oriente a mantener el aire puro y limpio. Se refiere a los lugares de trabajo, esparcimiento, hospitales, escuelas, centros comerciales, gastronomía, hoteles y cualquier lugar de concentración de público y para esa situación aconseja: “Que se aumente la tasa de ventilación por medios naturales o mecánicos, preferiblemente sin reciclar el aire. En caso de que no pueda renovarse el aire, es preciso limpiar los filtros con frecuencia, sobre todo en los puestos donde hay un riesgo medio o alto de exposición al COVID-19 para los trabajadores, como ocurre con los que atienden a los clientes en el comercio minorista o en los alojamientos turísticos y con los trabajadores domésticos”.

Por Francisco Grillo

Related posts

Diputados aprobó la media sanción sobre el acuerdo con el FMI    

Francisco Grillo

La primera reunión entre el Gobierno y los gremios, para coordinar precios y salarios, logró un amplio consenso

Francisco Grillo

Etapa diferenciada: un mecanismo de aislamiento para algunos y de distanciamiento social para otros 

Francisco Grillo
WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro equipo de atención al cliente está aquí para responder sus preguntas. ¡Pregúntenos cualquier cosa!
Hola cualquier consulta estamos para ayudarte