julio 5, 2022
Producción

En Argentina ya se está envasando el primer lote piloto de la vacuna Sputnik V

El acuerdo entre Rusia y Laboratorios Richmond Sacif, ya está dando su primer paso. Como se había convenido, produjo el primer lote de frascos de los dos componentes de la vacuna Sputnik V. Será enviado al Centro Gamaleya, para ser analizado.

 Allí se efectuarán los controles de calidad correspondientes. Según lo anunciado por el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF Russian Direct Investment Fund is Russia’s) y Laboratorios Richmond. Esta última empresa comunicó que el envío a Gamaleya es para realizar: “Las pruebas de calidad y de resultar positivo el proceso, la producción a escala comenzaría en junio de 2021”. Una vez superada esta etapa, continuarán diversos pasos del proceso, que es muy complejo pero que con el apoyo y la supervisión de Gamaleya, seguramente será cumplido con éxito. Cuando ese proceso haya concluido estará confirmada la posibilidad del envió del antígeno, que es el principio activo de la vacuna y escalar el formulado (envasado.  Repitiendo los términos técnicos.

Recordemos que respecto al convenio con AstraZeneca, en Argentina se produjo el insumo, el fraccionamiento y envasado está a cargo de un laboratorio mexicano. Hasta el momento no pudo terminar, todavía el ciclo, por la falta de insumos, frascos y filtros, entre otros. Por eso se destaca la posibilidad brindada desde Rusia para confiar en una empresa argentina. Seguramente, estas circunstancias serán solucionadas, desde Gamaleya. Desde Richmond se manifiestan: “Laboratorios Richmond se enorgullece de contar con el respaldo del Fondo Ruso de Inversión Directa que confió en su capacidad científico tecnológica para producir la vacuna Sputnik V en Argentina. La compañía retribuirá con trabajo, compromiso y profesionalismo para asegurar la disponibilidad de la vacuna en el plazo más corto posible para el país y para la región”.

Realmente es una noticia muy buena y esperanzadora en estos difíciles momentos que se viven en la Argentina por el tema del rebrote de la pandemia. La concreción del convenio se materializó en el mes de febrero de este año, con la firma del memorando de entendimiento entre el RDIF y Laboratorios Richmond. En ese momento, el presidente Fernández se expresó con estas palabras: “Estamos muy entusiasmados con la posibilidad de producir la Sputnik V en la Argentina, vacuna con la cual ya estamos protegiendo a gran parte de nuestra población con excelentes resultados. Será una gran oportunidad para avanzar en la lucha contra la pandemia no solo en la Argentina, sino también en América Latina“.

Es bueno recordar algunos datos, que quizás ayudaron para que se concrete un convenio de esta naturaleza. Argentina apostó a esta vacuna desde el primer momento. Entonces se había convertido en el primer país latinoamericano en autorizar a la Sputnik V para un uso de emergencia y comenzó a aplicarla el 29 de diciembre de 2020. Ahora está totalmente comprobada su eficacia y ha sido registrada en 60 países de todo el mundo. Así lo confirma, también el CEO de RDIF, Kirill Dmitriev, con esta declaración: “Argentina fue el primer país en América Latina en aprobar el uso de la vacuna Sputnik V y comenzar a vacunar a la población. Hoy nos complace anunciar que Argentina también se ha convertido en el primer Estado de la región en iniciar la producción de Sputnik V gracias a la asociación entre RDIF y Laboratorios Richmond”.

Vale mencionar el aporte realizado por el Estado. Mediante el apoyo técnico y financiero, desde el Ministerio de Desarrollo Productivo. El objetivo es generar las condiciones de transformación del laboratorio para los pasos complejos e indispensables que requiere un emprendimiento de esta dimensión. Hablamos desde las instalaciones y el equipamiento de primera línea, indispensables para el formulado de la vacuna en Argentina. Desde el Ministerio de Desarrollo Productivo, así lo describen: “Fue otorgado un crédito para capital de trabajo por $29.978.089 financiado con el Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (FONDEP) y asistencia financiera a través del Programa Soluciona, por un total de $13 millones”. El Estado, también agilizó los trámites para la importación de los equipos correspondientes y el principio activo. Necesarios para la elaboración o envasado de la primera partida destinada al control de calidad en Rusia. Indispensable para avanzar con los siguientes pasos.

La Sputnik V es una vacuna sustentada por una plataforma de vectores adenovirales humanos, virus inactivados. Estos son los vehículos que transportan el material genético del coronavirus. Está compuesta por dos dosis con vectores distintos. Esto le permite adquirir una inmunidad más prolongada. Como resultado de los ensayos efectuados en la población rusa, durante el periodo transcurrido entre el 5 de diciembre de 2020 y el 31 de marzo de 2021, muestra en los análisis de los mismos, una efectividad comprobada del 97,6%.

Desde el Gobierno, el mensaje expresa la satisfacción de poder contar con este aporte para brindar: “La posibilidad de completar el proceso de producción en Argentina a partir del antígeno, que es la sustancia activa que fabrica el Gamaleya, y producir lo que se llama formulación o envasado con las dosis es algo que aceleraría el proceso de contar con la vacuna terminada en tiempo y forma en nuestro país, siendo parte de la cadena de producción y también -por supuesto- dando la oportunidad de acelerar y favorecer el acceso de la vacuna Sputnik V a Latinoamérica”.

Marcelo Figueiras, el presidente del laboratorio Richmond, informó que: “El acuerdo implicaría una inversión superior a los 60 millones de dólares”. Agregó que demás del RDIF, participaría en el proyecto, el laboratorio indio Hetero Labs, productor en su país de la vacuna Sputnik V y que: “Es socio estratégico de Richmond desde hace más de 25 años”. La incorporación del mismo resulta vital para adelantar el trabajo ya desarrollado por ellos”. En un principio se esperaba producir la vacuna en el término de un año, pero luego, de acuerdo a los informes del RDIF y el laboratorio, estimaron que, si las pruebas y controles de calidad son aprobadas por el Instituto Gamaleya, la elaboración a gran escala podría anticiparse para junio de este año: Se comenzará a producir en la pequeña planta que tenemos hoy, hasta que terminemos de construir la que anunciamos, que demorará alrededor de un año. Empezaremos con 1 millón de dosis mensuales e iremos aumentando hasta llegar a los 5 millones de dosis por mes”.

Por Francisco Grillo

 

Related posts

Fortalezas y debilidades argentinas                                                                                                           

Francisco Grillo

El agua es una de nuestras riquezas  

Francisco Grillo

“El Mangrullo” en Agronomía: un espacio para la Vida y la Alimentación Responsable 

Francisco Grillo

Leave a Comment

WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro equipo de atención al cliente está aquí para responder sus preguntas. ¡Pregúntenos cualquier cosa!
Hola cualquier consulta estamos para ayudarte