28 septiembre, 2022
Ciudad

Los residuos plásticos se convierten en materiales reutilizables                                                                                    

Este tipo de iniciativas están directamente vinculadas con la preservación y mejora del medio ambiente. Es muy reconocida la capacidad de contaminación que se desprende del mal tratamiento de la disposición final de los residuos.

Con el paso de los años, el ser humano comienza a comprender que es de vital importancia disminuir el daño que la actividad cotidiana infiere en contra de su hábitat natural. No podemos ignorar que la agresión que nosotros mismos le provocamos a la naturaleza, perjudica nuestra salud y hasta la vida misma. La generación de residuos de todo tipo tiene como consecuencia que estos deben ser depositados en algún lugar. Llega el momento que esos residuales no dan abasto por el gran volumen que representa. Entonces se trata de reducir ese volumen, ideando maneras de achicarlos.

En otros tiempos, se los quemaba y se convertían en cenizas. Es una alternativa, también contaminante. Las investigaciones han llegado a discernir que hay materiales, como las botellas de pet pueden transformar su destino, en otros productos, por lo cual vuelven a ser útiles en otras funciones. Existe un proyecto que está funcionando, a cargo de la Fundación Botellas de Amor, que encontró la forma de convertir los residuos plásticos en una especie de madera. Que tiene infinidad de aplicaciones. Esta es una salida muy interesante, para resolver dos problemas. El primero achicar el exceso de los miles de toneladas que se generan diariamente por lo centros urbanos.

Por el otro, convertir en materiales útiles a los deshechos que pueden ser reciclados o reconvertidos en otras aplicaciones. La Ciudad y la “Fundación Botellas de Amor”, han avanzado en la ejecución de este proyecto. El objetivo fundamental rescatar los plásticos desechados y separados del resto de los residuos, para convertirlos en madera plástica. La cual tiene infinidad de posibilidades para ser empleada como madera. Con algunas ventajas sobre el producto natural. Otro factor que le confiere un valor agregado primordial, es que al reemplazar a la madera se evitaría la tala indiscriminada de árboles.

Resultando así, un beneficio extra para el medio ambiente. Lo cual se refleja en una mejor calidad de vida para los seres humanos. La Secretaria de medio ambiente, también impulsa este proyecto. Difunde la actividad concientizando a la población por medio de encuentros para informar sobre la contaminación ambiental. Destacando que iniciativas como estas, también representan una forma de crear nuevos puestos de trabajo para los recicladores. “Las botellas de amor”, es el nombre elegido para que los vecinos de la Ciudad, colaboren separando los residuos plásticos de consumo diario.

Para tener una idea, mencionamos algunos ejemplos, como todo tipo de bolsas de envases de alimentos y golosinas, cepillos de dientes, máquinas de afeitar, (sacando el cabezal), etc. Acumularlos rellenando las botellas plásticas. Después, cuando dispongan de varias de ellas, deben entregarlas en los puntos verdes móviles que la Secretaría de Ambiente ha colocada dentro de los límites de las 15 comunas de Buenos Aires. Todo este material es procesado en la planta de Bernal de la empresa “4E Madera Plástica”.

En esa fábrica, los recicladores, las vacían de su contenido y seleccionan los adecuados para la fabricación de la madera plástica. Las botellas de PET, serán recicladas para elaborar nuevas botellas de ese material recuperado. El resto del material plástico que fuera rescatado de los residuos, se transforma en una especie de madera plástica. Más resistente a la intemperie y sus efectos de corrosión, humedad y deterioro. A las plagas. Hay infinidades de destinos para utilizar este producto. Muebles, juegos de plaza, bancos, mobiliario urbano, pisos, maceteros, etc.

El resultado de esta recuperación, significa en primer lugar: achicar el volumen de los desperdicios, facilitando su disposición final a aquellos que no son recuperables. En segundo lugar: se transforma en un material para utilizarlo en diversas aplicaciones. El tercero: preservar el medio ambiente, disminuyendo la utilización de los árboles para utilizar su madera. Cuarto: la recolección separación y producción de este material, genera el incremento de las fuentes de trabajo.

Por Francisco Grillo

Related posts

Larreta anunció algunas aperturas en la Ciudad y recomienda extremar los cuidados     

Francisco Grillo

Confirmado: desde mañana se abre la inscripción para porteños de 35 a 39 años  

Francisco Grillo

La quinta etapa de la cuarentena en la ciudad  

Francisco Grillo
WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro equipo de atención al cliente está aquí para responder sus preguntas. ¡Pregúntenos cualquier cosa!
Hola cualquier consulta estamos para ayudarte