Ciudad

Buenos Aires se prepara con la prevención para evitar el riesgo de un rebrote

El ministro de Salud de la ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, en la conferencia de prensa del viernes 30 de octubre, llamó a la reflexión a los porteños. Mientras en la ciudad, se está transitando por el descenso de la curva de contagios, es necesario apuntar a un potencial rebrote y prepararse para evitarlo.

Dentro de todo lo malo de esta emergencia sanitaria, en este lado del mundo, tuvimos la ventaja de que la película se estrena primero en el Norte: A estas costas llega en la temporada siguiente. Eso nos permite tomar nota de lo que les ocurre, primero en ese hemisferio, y actuar en consecuencia. Debemos aprovechar la señal y, después de casi ocho meses, podemos haber acumulado algunas certezas sobre el comportamiento del virus. En otras palabras, en vista a la nueva ola de contagios que se está produciendo en Europa, es inteligente e indispensable, ir preparando el terreno para cuando llegue el momento, si es que ocurre, nos encuentre con la guardia alta.

Hasta que no aparezca la vacuna y demuestre su efectividad, lo único que podemos hacer es DISTANCIAMIENTO-BARBIJO-HIGIENE-VENTILACION Y MÁS TESTEOS-RASTREOS Y AISLAMIENTO. Así como lo ven, puesto en mayúsculas. Como un grito. Una consigna de la cual no hay que desprenderse. Es la herramienta más eficaz que tenemos a mano para controlar la propagación. El ministro Quirós se refirió a este tema de esta forma: “Si podemos hacer un buen aprendizaje de este aspecto vamos a poder mitigar, disminuir o contener un potencial rebrote en la Ciudad de Buenos Aires que naturalmente podría darse con toda perfección y tenemos que implementar políticas públicas y evitarlo. Durante el verano europeo perdieron los componentes que habían bajado la primera curva”.

El ciudadano de este puerto ha respondido muy bien, en términos generales. Siempre existen los que viven en otra dimensión. Pero, por suerte, son infinitamente menos. Esa es una de las razones de encontrarnos en una situación epidémica mejorada en la Ciudad. En Europa, han terminado de pasar por un verano en el cual, ya habían superado la primera etapa de enorme cantidad de contagiados y fallecidos. Comenzó a bajar a niveles sorprendentes. Entonces se realizaron muchas aperturas de actividades. Durante el verano fue como un relajamiento y se excedieron en la confianza de que todo se había terminado, dejando de mantener los límites recomendados de los protocolos preventivos.

Quirós, reflexiona sobre el particular: “Las políticas públicas disminuyeron en su intensidad, la ciudadanía tenía una falsa sensación de finalización del problema y había perdido su capacidad de cuidarse de los contagios y el cambio de dinámica social por la aparición de las vacaciones hizo que el virus encuentre otros lugares para circular”. Resultado: la segunda ola de contagios. Con abundancia de casos, pero quizás con la mutación del virus, que parece, viene un poco más leve y con menor tasa de letalidad. Para evitar ese peligro, cuando estamos lentamente bajando los niveles de contagio, es mejor continuar con las prevenciones hasta que llegue a su parámetro menor.

A partir de allí, es el momento de insistir con las mismas condiciones, sin bajar la guardia. Sólo así podremos atenuar la posibilidad del rebrote. Uno de los factores de mayor peligro son las reuniones de varias personas en lugares cerrados, donde también deben existir especiales cuidados con la renovación del aire: “La mejor manera de sostener las actividades que se van liberando es manteniendo cuidados básicos que son fundamentales: que no haya reuniones sociales en lugares cerrados y mal ventilados, que sean al aire libre, que cuando hay gente que no convive se use el barbijo dentro del domicilio porque nunca podemos saber quién está enfermo y quién no”.

En una actitud inteligente y responsable de Fernán Quirós, no deja de insistir y repetir que los fundamentos esenciales para bajar y mantener estable la contagiosidad es, como ciudadanos, cumplir con todas las recomendaciones de prevención, que son principalmente, el uso de barbijo, la distancia social y el lavado de manos. Aunque se produzca un marcado descenso de los casos. Por el lado del Estado, tampoco debe dejar de sostener un intensivo trabajo de RASTREAR-TESTEAR Y AISLAR tempranamente.                                En relación a la posibilidad de contar con alguna vacuna en fecha próxima, consideró que espera que algunas de las que están en etapas avanzadas, puedan estar disponibles en un plazo cercano. Estima que alrededor de marzo o abril se aplicará a los grupos de riesgo. En este punto, define que la vacuna no evitará el rebrote en las personas de menor riesgo, pero sí el daño y mortalidad a los más vulnerables.

Las cifras de la situación sanitaria en CABA hasta el lunes 3 de noviembre:

Casos confirmados: 147.603 pacientes. Recuperados: 124.458. Fallecidos: 5.171 personas. Índice de letalidad para la Ciudad de Buenos Aires: 3,5%. Cantidad de PCR: 693.294. El 59,3% realizado a ciudadanos porteños. Positividad promedio:19% en la semana. Tasa de test cada 100.000 habitantes: 13.377.

Operativo DetectAR en barrios vulnerables: Barrio 31, Barrio 1-11-14, Barrio 21-24, Barrio 15, Barrio 20, Barrio Carrillo y Barrio Rodrigo Bueno. Casos confirmados: 17.124. Recuperados: 15.895 personas. Fallecidos: 269. Tasa de letalidad de 1,5%.

El resto de los barrios en los que está presente el DetectAR Móvil: Balvanera, Flores, La Boca, Constitución, Barracas, Almagro, Palermo, Nueva Pompeya, Soldati, La Paternal, Chacarita, Parque Chacabuco, Boedo, San Cristóbal, Mataderos, Recoleta, San Telmo, Caballito, Villa Lugano, Villa Riachuelo, Parque Avellaneda, Villa Ortúzar, Parque Chas, Belgrano, Colegiales, Coghlan, Villa Urquiza, Villa Crespo, Núñez, Saavedra y Parque Patricios.

Geriátricos:                                                                                                                                                                          Hisopados: 22.541 hisopados. Casos confirmados: 5.298 personas. Recuperados: 4.186. Fallecidos: 978 personas. Testeos totales a personal de salud, geriátricos, fuerzas de seguridad, desarrollo humano y transporte: 701.935 test. Positivos: 25.858. PCR positivas: 7.088.
Tasa de test cada 100.000 habitantes: 23.397.

Por Francisco Grillo

Related posts

Nuevo centro de aislamiento Costa Salguero

Francisco Grillo

La Ciudad propone un proyecto de ley para el desarrollo de la Economía Popular y Social   

Francisco Grillo

El nuevo edificio de la Comisaría Comunal 1 en Retiro

Francisco Grillo

Leave a Comment

WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro equipo de atención al cliente está aquí para responder sus preguntas. ¡Pregúntenos cualquier cosa!
Hola cualquier consulta estamos para ayudarte