Opinión

También hay que ocuparse de la angustia de la gente

Coronavirus 

 

Estamos viviendo una realidad impensada. Sobre ella, en cualquier país del mundo con calidad democrática por lo menos aceptable, el gobierno toma las decisiones y la oposición apoya, sin olvidar su rol de contralor, ocupando un lugar de crítica razonada y razonable.

No es discutible la medida de la cuarentena, somos conscientes de que salir a la calle indiscriminadamente no es el camino y sus posibles consecuencias perjudiciales. Pero es importante no entrar en la falsa dicotomía “cuarentena o no cuarentena”, o “vida o muerte”.

Conocemos la seriedad del caso porque hemos gobernado. Todo aquel que ha tenido ese rol lo sabe, como Horacio Rodríguez Larreta, que asume la responsabilidad que tiene con cada ciudadano de Buenos Aires. Por eso acuerda y coordina políticas con Provincia y Nación, teniendo como prioridad el bienestar y cuidado de todos. Incluso, teniendo que tolerar a veces alguna desubicación de alguien del kirchnerismo.

Nosotros representamos a la gente que reclama ayuda, que está asfixiada económicamente. Es necesario contener esas necesidades en lo inmediato y entrar en una cuarentena inteligente. El Presidente se equivoca, a mi entender, cuando ve esto en una sola dimensión, la de los epidemiólogos. Tiene que verlo con epidemiólogos, claro está, pero también con empresarios, con productores, con economistas, con especialistas en desarrollo social, en educación.

Es importante escuchar otras voces y mostrarle a la sociedad una vía de salida. El problema de los que gobiernan hoy es que están acostumbrados a escuchar una sola voz y a hablar con un único registro. No le estamos diciendo al Presidente que queremos que se termine todo esto ya. La gente necesita comer, necesita trabajar. Tenemos que empezar a reactivar, no solo desde lo económico. Hay que atender necesidades anímicas y psicológicas. El Presidente también tiene que ocuparse de la angustia de la gente, para eso fue votado, no para enojarse.

Por Alejandro Finocchiaro                                                                                                                                                  Ex ministro de Educación de la Nación

Related posts

El miedo útil no paraliza ni confunde

Francisco Grillo

El despegue definitivo argentino

Francisco Grillo

Entre la salud y la economía es posible un punto medio

Francisco Grillo

Leave a Comment

WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro equipo de atención al cliente está aquí para responder sus preguntas. ¡Pregúntenos cualquier cosa!
Hola cualquier consulta estamos para ayudarte